Consultoría

Coaching de equipos

En el día a día de las empresas cada vez se dedica más tiempo a las reuniones, sin que ello aumente la eficacia ni el rendimiento de la organización. Esto hace que una sensación de bloqueo o de pérdida de tiempo invada a menudo a sus componentes. Cuando esto ocurre, es necesario hacerse algunas preguntas: ¿Cuántas de las reuniones que se viven aportan valor añadido y resultan productivas y satisfactorias? ¿Es verdad que equipo es más que la suma de las partes? Cultura de equipo sí, pero... ¿cómo se aprende?
Este programa observa las dinámicas reales de un equipo y facilita desde dentro una nueva manera de funcionar, conversar y relacionarse. “Se incrementa así el rendimiento de un equipo y mejora la productividad de sus reuniones y de su función en la empresa. De esta manera los equipos van experimentando estas mejoras a través de reuniones de trabajo reales.

Desarrollo

Se desarrollarán diferentes dinámicas:
• Participación en algunas reuniones reales de trabajo como observadores.
• Supervisión, contraste y propuestas de acción en esas reuniones.
• Un encuentro trimestral fuera del ámbito de trabajo habitual. También se realizará un trabajo personal con el líder del equipo y sesiones de coaching individual.

Metodología

En el curso se utilizarán herramientas de diagnóstico inicial para el líder y los miembros del equipo sobre roles, fortalezas, debilidades y cultura –roles de equipo Belbin, The Leadership Circle e Insights discovery–.

A quién va dirigido

• Equipos de una organización que quieran mejorar su rendimiento, su funcionamiento interno y operatividad.

Beneficios

1. El equipo conseguirá reuniones más eficaces y una mejor gestión del tiempo.
2. Sus integrantes serán más conscientes de su compromiso, tomando parte de manera más resolutiva y corresponsable.
3. Trabajarán la complementariedad de roles, respeto y aceptación de las diferencias.
4. Mejorarán sus relaciones y conversaciones, así como su agilidad en la toma de decisiones y su capacidad para afrontar los conflictos.
5. Incrementarán su proactividad y escucha generativa.