Geiser

¿Cuántos kilómetros dirías que has recorrido en tu vida? no de turista geográfico, sino de viajes interiores, de saltos de nivel, estabas en un sitio y de pronto, no eras el mismo, estabas en otro sitio…

Os quiero contar un ejemplo personal de viaje interior, de transformación. Mi último viaje ha sido de 12.000 kilómetros…. Madrid-Montevideo. Hace dos años vine a Uruguay, con toda mi familia. Reinventamos nuestra vida de cero. No conocíamos a nadie cuando llegamos.

Cuando mis mellizas tenían solo 8 meses. Había reseteado mi vida en los últimos 8 años, unas tres veces. Yo solo necesitaba “echar raíces”. Nuestra empresa de consultoría crecía en España en mitad de la crisis. Acabábamos de dar un dinero para una casa familiar , y yo estaba feliz… justo en ese momento, como ocurre en los mejores matrimonios, el menos oportuno para mi, mi marido, me vino con la idea, imperiosamente vital para él, de venir a vivir a Uruguay.

¿Uruguay? Fui a google maps ¡¡12.000 km de distancia!! ¡No podía estar hablando en serio! ¿No te vale con Ibiza, Barcelona…? ¡¡Uruguay!! A los dos años metimos nuestra casa en un contenedor, a la aventura, y ahora estamos felices aquí. En medio ¿qué? Proceso de transformación. Muchos click, de nuevo muchos cambios en propia piel.

¡¡NO!! Rotudamente NO!! -le dije durante dos años. No voy a ir porque tú quieras que vayamos, porque eso así no va a funcionar. Si voy será porque yo diga Si. Porque lo vea yo. Pero no lo veía. “¿Irnos a la otra punta del mundo sin tener nada allí? ¿Poner en riesgo nuestro bienestar? ¿Y el nivel de educación, salud…? ¿Y la familia, los amigos, los clientes,…o?

Un día me miré al espejo, y me dije: ¿será que me creo que a los 45 la vida ya está hecha? ¿Estaré pactando con mi zona de confort, con lo ya logrado? ¿Y por qué no? Entendí que la mejor herencia que les quería dar a mis hijas no tenía que ver con la seguridad económica, sino con una herencia espiritual y emocional de saber que en la vida siempre es tiempo de atreverse, de confiar y reinventar. En la vida siempre hay tiempo si te atreves…si confías.

Y cuando nuestras hijas acababan de cumplir los 3 años, y le dije a mi marido: “Ahora sí, Guillermo, vamos a ir a Uruguay” Y Visualicé, tuve una visión, me la creí y empezamos a trabajar valiente y duramente para que fuera realidad. …Después de 2 años que llevamos acá,la realidad superó a la visión. Un día todo, empezó a fluir. En la vida siempre hay tiempo cuando se tiene una visión.

¿A qué me dedico? ¿Cuál es mi pasión y mi profesión? Mi oficio es facilitar transformaciones, en personas, en equipos, en organizaciones. Ofrezco capacitaciones de liderazgo transformador en las empresas privadas y públicas del Uruguay.

Transformar para mi es descubrir y construir en lo que hay, la semilla de lo nuevo. Sacar todo el potencial ignorado que late dentro de las personas y los grupos humanos: “¿qué hay de nuevo para mi ahora?”

Pero en realidad no son cursos, no van dirigido a llenar la cabeza, sino que son procesos de cambio, de transformación en los propios líderes. Porque creo en el CAMBIO PERSONAL PARA UN CAMBIO SOCIAL Y ORGANIZACIONAL. Los directivos tienen la misión de generar auténtica innovación en el tejido social. Humanizar la realidad tratando que la cultura evolucione de la chacra a la red. Y pueden emplear su poder en esta dirección, si lo ven, si quieren y si se lo creen. En la vida siempre hay tiempo si descubres que tienes una misión.

En estos programas que desarrollo en las empresas el coaching es una de las herramientas insustituibles. Ese espacio personal, en el que cada uno se encuentra a si mismo, y se despliega a los ojos de otro.Y creo que el cambio empieza siempre por abrirse a un nuevo nivel de conciencia. Una vez que veo… no puedo dejar de ver. y solo si veo distinto, puedo actuar distinto. En la vida siempre hay tiempo si estamos abiertos.

Al final, dicen cosas como… “Fue una experiencia no de la cabeza, sino desde las entrañas, del corazón” “He girado 180o, soy otro” “Cuando creía que ya solo tenía que esperar a la jubilación, he encontrado un mundo lleno de oportunidades” “hay una nueva conciencia colectiva en el grupo, nuevas relaciones, y nos lo notamos unos a otros, se ha generado otra nueva cultura de red en la empresa. ”

Un viaje de 12.000 Km

¿Cuántos kilómetros dirías que has recorrido en tu vida? no de turista geográfico, sino de viajes interiores, de saltos de nivel, estabas en un sitio y de pronto, no eras el mismo, estabas en otro sitio…

Os quiero contar un ejemplo personal de viaje interior, de transformación. Mi último viaje ha sido de 12.000 kilómetros…. Madrid-Montevideo. Hace dos años vine a Uruguay, con toda mi familia. Reinventamos nuestra vida de cero. No conocíamos a nadie cuando llegamos.

Cuando mis mellizas tenían solo 8 meses. Había reseteado mi vida en los últimos 8 años, unas tres veces. Yo solo necesitaba “echar raíces”. Nuestra empresa de consultoría crecía en España en mitad de la crisis. Acabábamos de dar un dinero para una casa familiar , y yo estaba feliz… justo en ese momento, como ocurre en los mejores matrimonios, el menos oportuno para mi, mi marido, me vino con la idea, imperiosamente vital para él, de venir a vivir a Uruguay.

¿Uruguay? Fui a google maps ¡¡12.000 km de distancia!! ¡No podía estar hablando en serio! ¿No te vale con Ibiza, Barcelona…? ¡¡Uruguay!! A los dos años metimos nuestra casa en un contenedor, a la aventura, y ahora estamos felices aquí. En medio ¿qué? Proceso de transformación. Muchos click, de nuevo muchos cambios en propia piel.

¡¡NO!! Rotudamente NO!! -le dije durante dos años. No voy a ir porque tú quieras que vayamos, porque eso así no va a funcionar. Si voy será porque yo diga Si. Porque lo vea yo. Pero no lo veía. “¿Irnos a la otra punta del mundo sin tener nada allí? ¿Poner en riesgo nuestro bienestar? ¿Y el nivel de educación, salud…? ¿Y la familia, los amigos, los clientes,…o?

Un día me miré al espejo, y me dije: ¿será que me creo que a los 45 la vida ya está hecha? ¿Estaré pactando con mi zona de confort, con lo ya logrado? ¿Y por qué no? Entendí que la mejor herencia que les quería dar a mis hijas no tenía que ver con la seguridad económica, sino con una herencia espiritual y emocional de saber que en la vida siempre es tiempo de atreverse, de confiar y reinventar. En la vida siempre hay tiempo si te atreves…si confías.

Y cuando nuestras hijas acababan de cumplir los 3 años, y le dije a mi marido: “Ahora sí, Guillermo, vamos a ir a Uruguay” Y Visualicé, tuve una visión, me la creí y empezamos a trabajar valiente y duramente para que fuera realidad. …Después de 2 años que llevamos acá,la realidad superó a la visión. Un día todo, empezó a fluir. En la vida siempre hay tiempo cuando se tiene una visión.

¿A qué me dedico? ¿Cuál es mi pasión y mi profesión? Mi oficio es facilitar transformaciones, en personas, en equipos, en organizaciones. Ofrezco capacitaciones de liderazgo transformador en las empresas privadas y públicas del Uruguay.

Transformar para mi es descubrir y construir en lo que hay, la semilla de lo nuevo. Sacar todo el potencial ignorado que late dentro de las personas y los grupos humanos: “¿qué hay de nuevo para mi ahora?”

Pero en realidad no son cursos, no van dirigido a llenar la cabeza, sino que son procesos de cambio, de transformación en los propios líderes. Porque creo en el CAMBIO PERSONAL PARA UN CAMBIO SOCIAL Y ORGANIZACIONAL. Los directivos tienen la misión de generar auténtica innovación en el tejido social. Humanizar la realidad tratando que la cultura evolucione de la chacra a la red. Y pueden emplear su poder en esta dirección, si lo ven, si quieren y si se lo creen. En la vida siempre hay tiempo si descubres que tienes una misión.

En estos programas que desarrollo en las empresas el coaching es una de las herramientas insustituibles. Ese espacio personal, en el que cada uno se encuentra a si mismo, y se despliega a los ojos de otro.Y creo que el cambio empieza siempre por abrirse a un nuevo nivel de conciencia. Una vez que veo… no puedo dejar de ver. y solo si veo distinto, puedo actuar distinto. En la vida siempre hay tiempo si estamos abiertos.

Al final, dicen cosas como… “Fue una experiencia no de la cabeza, sino desde las entrañas, del corazón” “He girado 180o, soy otro” “Cuando creía que ya solo tenía que esperar a la jubilación, he encontrado un mundo lleno de oportunidades” “hay una nueva conciencia colectiva en el grupo, nuevas relaciones, y nos lo notamos unos a otros, se ha generado otra nueva cultura de red en la empresa. ”

 

Y… es así, cuando yo he vivido transformaciones, cuando acompaño a otros en esos procesos de cambio, siempre veo lo mismo: Que lo más importante de la vida ocurre siempre sin saber muy bien cómo y sin poder controlarlo. La conciencia, el miedo, el vértigo, la confianza, las emociones, las relaciones, los valores, el sentido, el deseo de ser yo mismo, de dejar huella y construir algo valioso con otros…entrar con infinito respeto en este espacio de los intangibles, posibilita una transformación.

En la vida siempre hay tiempo si aprendemos a soltar… Mi profesión: facilito procesos de transformación. ¿dónde he aprendido esto? En la única escuela válida para ello, mi propia vida. Me he reseteado varias veces, a corazón abierto. Conozco con el corazón lo que tiene dentro la palabra CAMBIO: miedo, oportunidad, paciencia, oscuridad, vértigo, resistencia, pasión, desafío, preguntas, visión, salto, confianza, plenitud nueva…

Y ¿Queréis que os diga cuáles siento que son algunas de las claves de una experiencia de transformación, de cambio? Tiene que ver con darse cuenta, agarrar las riendas, hacer clik y Ver a lo grande.

La vida es un viaje. La vida es tuya y va en serio. ¿qué quieres? ¿a dónde vas? Conecta con tu pasión. Pregunta y escucha mucho a tu corazón. Atrévete a desear, ten una visión poderosa, y cree apasionadamente que ya está lograda antes de dar el primer paso. Atrévete a ir un poquito más allá de donde estás.

Esta es mi historia, y este es mi oficio. Y… sabéis ¿Qué me llena de ternura, de agradecimiento, de emoción? Sentir cada día en mi trabajo cuando acompaño cualquier viaje de cambio, con las personas y los equipos que, como decía Progoff, en cada viaje de transformación, siempre, hay una la bellota, y que en la bellota, siempre late un roble. Aunque la bellota no lo sepa, aunque nadie lo vea. El roble late en la bellota. Y esto yo lo creo firmemente, porque ha sido mi historia, ha sido mi vida, y lo sé por experiencia.

En el marco del Evento Pecha Kucha #11: 10 Historias de amor y una noche, bajo el tema “Somos lo que hacemos, hacemos lo que amamos”. Montevideo noviembre 2015

 

Blog

¿Qué es Desarrollo de Carrera? - Chus Sanz
Consultoría

¿Qué es desarrollo de carrera?

Las organizaciones se están dando cuenta de que los antiguos modelos de evaluar desempeño mediante la medición, control y devoluciones periódicas, están lejos de lograr la deseada motivación, compromiso y sentido de pertenencia. Ahora el desafío se llama Desarrollar la carrera de los colaboradores. ¿Estamos preparados?

Liderazgo

Ejercicio de evolución personal para el líder

Te propongo un ejercicio práctico de evolución personal en tu papel de líder en el que puedas experimentar distintos roles. Seguramente te darás cuenta de tu enorme capacidad para ser más versátil y lo pequeña que era “tu caja”.

X